Riofrío Pedreros Miguel PDF Imprimir E-Mail
Índice del Artículo
Riofrío Pedreros Miguel
La Emancipada
Nina

  La Emancipada

La emancipada, una novela costumbrista que ataca los esquemas sociales de una época, es escrita por Miguel Riofrío y publicada como folletín en el Diario “La Unión” de Quito en el año de 1863; el libro “Los Primeros Cien” la considerada como la primera novela ecuatoriana, anteriormente Juan León Mera era calificado como el primer novelista ecuatoriano con “Cumandá” pero los estudios realizados demuestran que su publicación fue en 1879, 16 años después de la obra de Riofrío.

Hernán Rodríguez Castelo en su libro Literatura Ecuatoriana haciendo referencia a la novela dice: “Siéntese ya por las páginas de la pequeña novela aires románticos y hay presencia de la tierra – paisajes, tipos y costumbres. Y su intención de denuncia de aberraciones sociales y fanatismos, que no se para ni ante el maniqueísmo y la desmesura, la convierte en precursora, no solo de la novela del periodo liberal, sino hasta del realismo social”.

Antonio Sacoto, profesor de la City University of New York, la considera como un Alegato a favor de la mujer y al referirse a la obra subraya: “que La Emancipada está también a tono con el resto de la novela hispanoamericana a raíz de la independencia. Nuestras novelas primeras son marcadamente románticas, costumbristas y llenas de un matiz acusatorio”.  

La Emancipada se desarrolla en la parroquia M…de la República ecuatoriana en el año de 1841, la historia relata la vida de Rosaura, una joven lugareña educada por su madre, quien recibió lecciones del Padre Mora, un religioso ilustrado, delegado del Libertador Simón Bolívar para la fundación de las escuelas lancasterianas. A los pocos días de muerta de su madre, “cuando todavía estaban mis ojos hinchados por las lágrimas” su padre, don Pedro, recogió sus libros, pizarra, pinturas y pinceles dejándolo  en el convento e intentado borrar desde ese momento la educación que le había enseñado su madre y educarla para esposa y con temor a Dios.

Desde ese momento su vida cambia drásticamente, deja su libertad y educación para ser sometida a la voluntad de su padre, ella que era una de las pocas mujeres educadas de la época rechazaba las imposiciones de don Pedro.

Rosaura desde muy pequeña compartía una gran amistad con Eduardo, un joven de la ciudad que al terminar la educación superior fue a estudiar en la capital, su amor era puro y sincero; pero el padre de la joven con el cura de la parroquia planificaron el matrimonio de Rosaura con don Anselmo de Aguirre, que tenia unos cuarenta años y lo consideraba el hombre indicado para su hija por ser propietario de terrenos en Quilanga.

Eduardo al enterarse de la noticia por medio de un amigo, le pidió a Rosaura que espere los tres años que faltaban para que pueda librase del dominio de su padre y poder casarse con él; al enterarse de esto la joven se enfrenta a su padre sin lograr persuadirlo, para él ante todo estaban los designios de Dios que se manifestaban a través de los curas y su palabra que ya la había dado, después de una fuerte discusión entre padre e hija, él comienza a maltratar a sus empleados en ese momento Rosaura accede a casarse para evitar que torture a una niña hija de un peón.

El único favor que le pidió Rosaura fue escribir una carta para explicarle a Eduardo que como buena hija está decidida a acatar las órdenes de su padre, don Pedro escribe la carta y Rosaura la firma, agegandolé una pequeña nota que dice: “Han ocurrido cosas que me han despechado y he resuelto dar una campanada. Te juro que no seré de don Anselmo, vete a la ciudad antes del 6”. El joven queda completamente desconcertado con la carta imaginando una serie de situaciones y posibles desenlaces.

El 6 de enero, Día de Reyes toda la población llego hasta la Iglesia Central para ver el matrimonio, los amigos de Eduardo acudieron para ayudar a Rosaura con cualquier inconveniente. Rosaura con una belleza deslumbrante ingresa a la Capilla y muy decidida acepta por esposo a don Anselmo, al finalizar la misa abandona a su esposo y padre consagrándose como Emancipada, en su intento de huir es tomada prisionera y regresa a la iglesia donde la esperaban su padre, el cura y el juez; al regresar su belleza era más notable y se enfrenta ante los tres representantes del poder, Rosaura con la desenvoltura que la caracterizaba los amenazo con una pistola y logró escapar.

En la segunda parte de la novela relata la vida libertina que llevo a partir de aquel día que se declaró Emancipada, ella llega a la ciudad de Loja y vive en una casa que antes fue un villar, atacando siempre a los esquemas sociales y defendiendo a los más humildes. Años después su antiguo amor vuelve a su vida, pero esta vez como un amigo, aconsejándole que regrese al camino de Dios y ofreciéndole su ayuda. El momento que Rosaura acepto por esposo a don Anselmo, Eduardo partió hacia la capital decidido a convertirse en Sacerdote, y desde esta visión católica intento ayudarla, pero lo que consiguió fue despertar su culpabilidad y reprocharse a sí misma por la vida desordenada que llevó.

El carácter de Rosaura era demasiado fuerte y decidido como para terminar su vida con sentimientos de culpabilidad, así que al finalizar la novela ella termina con su vida, esta historia la relata un alumno de medicina que presenció la autopsia de la emancipada y el descubrimiento que su muerte fue voluntaria cuando los escucharon a los peones describir que estando enferma y con fiebre organizó un paseo con la plebe en el cual comió frutas y majares y bebió licor por primera vez en su vida y a las 7 de la noche decide darse un baño en las heladas aguas del río Zamora. 



 
Nuevos Artículos
< Anterior   Siguiente >

Publicidad

Si, no observa esta animación, no tiene habilitado javascript o la version de Macromedia Flash es demasiado antigua
Obtener la última versión de flash.

Agenda Cultural

Sin eventos