Paredes Salcedo Sebastián Adolfo PDF Imprimir E-Mail

...Profesional de disposiciones magníficas para el arte. Requerido educador para quien el Magisterio y la sociedad lojanas, guardan las expresiones de invariable gratitud.

En la Parroquia urbana de San Sebastián, de la ciudad de Loja, el 2 de enero de 1913, nace Sebastián Adolfo Paredes Salcedo; es hijo de los esposos Sbte. de Ejército señor José María Paredes Labanda y señora Francisca Salcedo Figueroa.

A los siete años de edad Sebastián Adolfo ingresa a la Escuela Fiscal de niños "Miguel Riofrío", de la ciudad de Loja, siendo su maestro el Profesor Virgilio Abarca, quien le enseña las primeras letras; luego continúa sus estudios en la Escuela Particular "José Antonio Eguiguren", de los Hermanos Cristianos, también de la ciudad de Loja .

Su padre el Sbte. José María Paredes, que era primer cornetín de la famosa Banda Militar "Vargas Torres", con sus constantes repasos y ejecuciones musicales en su hogar, logra despertar en el niño Sebastián Adolfo el supremo interés y afanosa afición por la música, que por otra parte bullía en su sangre la herencia del divino arte.

En 1921, a los ochos años de edad, Sebastián Adolfo comienza a recibir lecciones de música teniendo como Profesor a su propio padre. Como por razones de su profesión el Sbte. José María Paredes, tuvo que ausentarse de la ciudad de Loja, obligadamente Sebastián Adolfo se vio avocado a interrumpir el aprendizaje de lo que más ambicionaba, esto es su pasión por la música; pero su abnegada y diligente madre, la señora Francisca Salcedo; para que su hijo no truncara su vocación, acudió presta al Maestro Salvador Bustamante Celi, quien con alma generosa y corazón noble de artista, se hizo cargo de la instrucción musical, rítmica y solfeo, y posteriormente durante dos años le dio lecciones y prácticas de piano.

Más tarde, en 1928, las virtualidades artísticas y vocación musical de Sebastián Adolfo Paredes, empiezan a evidenciarse, y es así como bajo la dirección del Gran Maestro Salvador Bustamante Celi, que a la sazón era Organista Mayor de la Iglesia Catedral de Loja, integra con algunos excompañeros de la Escuela, entre ellos Daniel Armijos Carrasco, la Escolanía de Voces Blancas, quienes cantaron con espectacular imponencia, armonía y perfección la Misa de Coronación de la Stma. Virgen del Cisne, el 8 de septiembre de 1930. Desafortunadamente, con el fallecimiento del Maestro Salvador Bustamante Celi, ocurrido el 8 de marzo de 1935, tanto el Coro de Voces Blancas como la instrucción musical del joven Sebastián Adolfo Paredes, sufren un alto en su promisorio camino.

La inquietud artística y musical del joven Sebastián Adolfo Paredes, no se detiene. Como era vecino del destacado artista Dr. Francisco Rodas Bustamante, acude entusiasta en pos de la instrucción y enseñanza de este nuevo profesor y guía. El Dr. Francisco Rodas Bustamante, aquilatando los méritos artísticos y cualidades musicales del joven Sebastián Adolfo, especialmente su sonora y melodiosa voz, lo hace ingresar en el Coro de los Padres Franciscanos de Loja en donde aprende el Canto Gregoriano, lo que fue decisivo en su vida profesional.

En 1941, el Dr. Abelardo Montalvo, que desempeñaba las funciones de Ministro de Educación, lo nombra Profesor de Música y Canto del Normal "Eloy Alfaro", de Cariamanga, cargo en el que se posesionó el 8 de junio del referido año.

En el mes de octubre de 1942, el Rvdo. Hermano Cristiano Bernabé Luís, lo selecciona como profesor de Música y Canto de la Escuela "José Antonio Eguiguren", de la ciudad de Loja.

En 1946, el Rvdmo. Cngo. Juvenal Loaiza Jaramillo, que era Presidente y Delegado del Capítulo Catedralicio, lo nombra Ayudante del Coro de la Catedral de Loja.

En 1947, el señor Rector de la Universidad Nacional de Loja, Dr. José Miguel Carrión, lo nombra Amanuense-Bibliotecario del Conservatorio Nacional de Música, que funcionaba anexo a la Universidad. Mientras desempeñaba este cargo, se presentó a rendir el examen de violín ante el Tribunal designado para el efecto, habiendo obtenido la calificación de sobresaliente. Sirvió en el Conservatorio hasta 1949.

Posteriormente, en 1953, el Rector del Colegio "La Dolorosa", Rvdmo. Cngo. Luís A. Crespo Chiriboga, lo designa Profesor de Música del Colegio "La Dolorosa", cargo que lo sirve con dedicación y esmero durante varios años. El 8 de octubre de 1955, reingresa al Magisterio Nacional tomando posesión del cargo de Profesor de Educación Musical de las escuelas de la ciudad de Loja, en donde trabaja con ejemplar disciplina, dedicación y entusiasmo; sus presentaciones musicales y artísticas escolares, son dignas de todo elogio por su originalidad y simbolismo.

Finalmente el 2 de julio de 1973, es ascendido al cargo de Supervisor Provincial de Educación Musical, cargo en el que permanece hasta el año 1977.

Después de su reingreso al Magisterio Fiscal, en 1957, obtuvo el título de Profesor de Educación Musical, en el Grado Elemental; luego en 1963, obtiene el título de Profesor de Educación Musical en el Grado Medio; y por último en 1975, culmina su vida profesional obteniendo el título de Profesor de Educación Musical de Grado Superior.

El Profesor Sebastián Adolfo Paredes Salcedo, a través de su vida profesional y artística, ha compuesto numerosas piezas musicales: Himnos, pasillos, valses, pasacalles, etc. Allí están los Himnos a las Escuelas "IV Centenario", "Adolfo Jurado González", de la ciudad de Loja; el Himno de la Escuela Fisco-Misional "Fray Alvaro Valladares", de la ciudad del Puyo, y el Himno de la Escuela "Abdón Calderón", de El Cisne, composiciones patrióticas de elevada emotividad cívica. De su inspiración tenemos los pasillos "Por ti" y "Añoranza", el vals "Rocío del Carmen" y el pasacalle "A Loja", que son composiciones del auténtico folk1or nacional y más que nada la imagen viva de la vernacular tonalidad musical de Loja; composiciones límpidas y originales, cargadas de nostalgia y romanticismo que son el trasunto milagroso del enigma del alma nuestra.

Como reconocimiento a su valía, se le concedió el Segundo Premio en el Festival de la Lira y la Pluma Lojanas en 1970; en el año de 1972, se lo premia por el pasillo "Añoranza"; y obtiene varios Acuerdos, Menciones Honoríficas y Diplomas.

Pero, lo más importante y valioso de la vida y mérito del profesor, artista y compositor Sebastián Adolfo Paredes Salcedo, es su sencillez y modestia; la dedicación edificante a la novilísima actividad de educar a la niñez y juventud con el único afán de contribuir a la armónica formación de la personalidad, del corazón y el espíritu de los que son el presente y el futuro de la Patria.

 
Artículos Relacionados
Nuevos Artículos
<< Anterior Bloque          
< Anterior   Siguiente >

Publicidad

Si, no observa esta animación, no tiene habilitado javascript o la version de Macromedia Flash es demasiado antigua
Obtener la última versión de flash.